Buscar este blog

23/9/16

Entrevista a Olivia Ardey




1 ¿Quién es Olivia Ardey  y cómo surge el ser escritora?

Olivia es una mujer normal y corriente, como tantas y tantas que madruga para ir a trabajar en una biblioteca de barrio. Tengo dos hijos, estoy casada desde hace 24 años y, los ratos libres los dedico a poner en papel esas historias románticas que siempre me rondan por la cabeza.
Pues el animarme a escribir surgió por casualidad. Hace 8 años dispuse de tiempo libre al dejar de estudiar y, en ese momento, di con la información sobre un taller literario especializado en novela romántica. Me matriculé y de allí surgió la estructura y primer capítulo de DAMA DE TRÉBOLES, mi primera novela.


2 ¿Te encasillas en un género literario o estás abierta a escribir cualquiera de ellos?

Me siento muy a gusto escribiendo narrativa romántica porque me encanta poner en manos de las lectoras (¡y lectores!) historias con final feliz. Con los micro relatos sí he probado alguna vez con el terror y en tengo un cuento para niños publicado en una antología solidaria.


3 ¿Crees que la literatura erótica y romántica está peor valorada que otros géneros?

Hace unos años puede que sí. Hoy día no, nuestras novelas se codean con otros géneros en las mesas de novedades de las librerías y con los best Sellers en las listas de los más vendidos. Como ejemplo te diré que durante el pasado Sant Jordi, Amazon Internacional organizó una lectura a la luz de las estrellas en el palacio Robert de Barcelona. Sólo se escogieron 8 escritores de toda España, entre ellos el flamante Premio Nadal, y dos de esos ocho fuimos escritoras románticas: Elizabeth Benavent y yo. La romántica se valora cada día más y cuenta con mayor presencia en los medios.


4 Si te preguntase por una razón para comenzar a leer  “Un verano en la Provenza”... ¿Qué me dirías?¿Cómo surgió esta historia?

Que van a disfrutar muchísimo, así me lo dicen a diario las lectoras de este y el otro lado del Atlántico. No me imaginaba que iba a tener una acogida tan cariñosa. Y es que los personajes se hacen querer.


5 ¿Cómo y cuándo decides que la idea formada en tu cabeza se corresponde a una novela?

Yo escribo las novelas en la cabeza antes de ponerme a teclearlas. Pero no es sólo una idea vaga, las “escribo” mentalmente de principio a fin. Ese proceso me lleva meses, la mayoría años.


6 ¿Qué tan difícil te resulta desarrollar una novela después de la idea principal?

Hay ideas que se quedan en un instante bonito y se esfuman, y otras veces los personajes tiran de la trama y mi imaginación la desarrolla hasta convertirla en un relato, una novela corta, o una larga como sucede con la mayoría. Una vez la tengo toda clara, es cuando trabajo en la estructura a conciencia y me lanzo al teclado. No me resulta difícil, es cuestión de paciencia. La imaginación no es una máquina, necesita tiempo. La clave consiste en darle todo el tiempo que necesita, sea un año o sean seis años.


7 ¿Qué sientes al poner la palabra "Fin" en una de tus novelas?

Una sensación increíble de descanso… Que dura muy poco porque entonces empiezan las correcciones, un proceso importantísimo en el proceso de escritura.

8 Tras el boom de 50 sombras de Grey, ¿sueñas con ver alguna de tus obras en la Gran Pantalla? 
Desde la primera novela, años antes de que Eloísa James escribiera la trilogía. Siempre me han dicho que mis novelas son muy cinematográficas, las lectoras me comentan que las leen como si estuvieran viendo una película. Ojalá las viera adaptadas al cine, sería un sueño.


9 ¿En qué te inspiras para crear a tus personajes?

En la gente normal. Mis personajes siempre son imperfectos en cuanto al carácter, porque eso los hace reales. Los héroes perfectos de papel no me interesan. Para llegar al corazón del lector tienen que equivocarse a veces, como nos pasa a todos.


10 ¿Tienen algo de ti o te reflejas en alguno de ellos?

Casi nunca. El único personaje que tiene algo mío es Celia, la protagonista de BÉSAME Y VENTE CONMIGO que tiene miedo a las alturas, como yo.


11 Cuéntanos algo de “Un verano en la Provenza”.

Esta historia tiene momentos tristes y muy divertidos, como la vida misma. Es una novela con tres chicas y sus problemas con el amor… Ahí lo dejo.
Además cuenta una historia dentro de la historia. La narración encontrada en un diario acompaña paso a paso al reencuentro y complicado amor entre Paul y Monique, unos hechos sucedidos durante la ocupación de París durante la II Guerra Mundial. Esta pequeña gran historia de amor entre una francesita y un soldado alemán es la chispa que me decidió a escribir la novela. Y la imaginé viendo la placa en un colegio del barrio de Belleville en memoria de los niños judíos, alumnos de esa escuela, que fueron enviados a los campos de exterminio.
Paul es nadador, un campeón olímpico que una vez pasada la gloria se dedica a cultivar lavanda en los campos de su  familia. Monique es una periodista de éxito que huye de París y se refugia en la Provenza. Allí se reencontrará con él, el chico que le dio el primer beso y que acabó casándose con la prima de Monique… No quiero desvelaros más, pero hay muchos más personajes que os van a divertir y enamorar.



1 comentario:

  1. hola,
    me ha encantado la entrevista, mejor dicho he adorado esta entrevista. Olivia me encanta, he leido varios de sus libros y tengo en mi estanteria pendientes de ella tres... a ver si en breve los leo

    besitos

    ResponderEliminar